miércoles, 17 de febrero de 2010

!Viva el mercado!, que !Vivan los novios!

Que alguien me auxilie y me saque de este trance. Que alguien me alumbre en este océano de tinieblas. Que alguien me de cuenta de este sin vivir en mi. ¿Quién coño me dice la filiación, (eviten referencias a la Inclusa) de quien esta detrás de la manida expresión “devolver la confianza a los mercados”?. ¿Como es posible que cualesquiera acción de gobierno deba rendir pleitesía al invisible y anónimo mercado? Contabilicen Ustedes cuantas veces nuestros próceres, en el día de hoy, han mencionado ciudadanos y ciudadanas o trabajadores y trabajadoras. Mientras el heredero del “invicto” se entrevista con Obama, la casa sin barrer. Paíssssssss.

2 comentarios:

Álvaro Dorian Grey dijo...

Debo reconocer y dar las gracias por ello a que tengo bastante trabajo, por eso me he librado de escuchar la sesión del congreso, pero, por lo que dices en catorce frases... todo sigue igual, ¡a las barricadaas para salvar el sistema!
salduos y salud

Felipe dijo...

Cada vez estoy más convencido que es el invisible y sus no tan invisibles manos negras las que deciden quién debe estar en el poder y a quién hay que quitar, independientemente de la voz del pueblo.
¿Cómo convencer al resto?

Un saludo : el bolu