viernes, 24 de marzo de 2017

De como Quien salva una vida salva al mundo entero





Han sido semanas intensas.

La Plataforma creada de apoyo a los despedidos de Lyma ha hecho un trabajo colosal. Asambleas, mesas informativas, reuniones con los Grupos Municipales. Todo desde la propuesta y con el ánimo de concertar el máximo apoyo a su justa reivindicación: DESPIDOS NO.

Todo este proceso no ha estado exento de debate e incluso de superación de cuestiones de índole personal o de afiliación sindical pero el resultado ha sido ejemplar: UNIDAD DE ACCION.

El trabajo ha realizar tenía una única limitación, el tiempo.

A partir del mes de abril van a empezar a desfilar los trabajadores de Lyma por diferentes Juzgados de lo Social. El objetivo era no llegar a esto.

Incidir en el  “drama social” de los 25 despidos de LYMA supera con creces cualquier elemento de orden jurídico, y así se trasladó a los diferentes Grupos Municipales del Ayuntamiento de Getafe a fin de consensuar alguna acción que impidiese el hasta ahora firme propósito del gobierno Municipal: el despido. Y lo cierto que con mayores o menores diferencias de apreciación en la oposición, se puede afirmar que se hicieron eco de la causa social por encima de la jurídica.

Ayer fue presentada una Moción por el Grupo Ahora Getafe, difícilmente se puede estar en desacuerdo con la misma, sin embargo creo que la proposición de “Ahora Getafe” obvia absolutamente la principal y casi única reivindicación del colectivo de los despedidos: readmitir a los trabajadores, y adoptar sanciones justas y proporcionadas en el amplio espacio de días de sanción de 1 día a 180 días contemplados en el vigente Convenio Colectivo de aplicación.

La proposición de “Ahora Getafe” contiene varios puntos con los cuales muestro mi adhesión pero obvian la fundamental: la readmisión. Y por ser legítimo, no es ni lo hablado y, sinceramente, tampoco lo esperado.

Solicitar información, transparencia, mejora en la gestión, incluso sacudir al Gobierno está bien, pero es el mínimo exigible a cualquier grupo de la oposición. Es poco heroico en la situación en la que se encuentran 25 familias, con un más que previsible riesgo de condenar por vida a su “exclusión social”.
 
No es un elemento estrictamente ideológico, es más, es justicia, es apoyar a los desfavorecidos. Primero readmisión, luego hagan su trabajo de fiscalización o de mejora de la acción de gobierno, con el que contaran con mi colaboración si lo estiman oportuno, todos sabemos que por un acto no se arreglan los problemas por Ustedes detectados en la gestión de LYMA, pero si con su voto pueden salvar a 25 familias del ostracismo social y del páramo del desempleo sin visos de reversión.

DESPIDOS NO SANCIONES SI 

miércoles, 1 de marzo de 2017

Y el gobierno muncipal ¿que? mene, con las manos o los pies, con lo que más gusto te dé, 33


En alguna ocasión he reconocido mi admiración por todos aquellos que, fruto de sus vivencias personales, utilizan de cotidiano expresiones verbales que resumen su posición respecto algún debate o su mero parecer. Es un divertimiento ilustrativo.

En muchas ocasiones, prima facie, requiere de explicaciones complementarias, la cara del interlocutor nos dice que no entiende nada.

Pero, cuando la misma ya ha sido en otra ocasión utilizada, y el interlocutor conoce su etimología personal, son perfecta muletilla para en breves palabras expresar un pensamiento o parecer respecto la conversación mantenida.

Un ejemplo sería: - ¿Cómo va lo de los trabajadores despedidos de Lyma? Jodido como la Alhóndiga – sería mi respuesta, lo cual imagino, que no serán muchas las personas que entiendan que he querido expresar (volveremos sobre ella en otra ocasión).

Si me volvieran a inquirir al respecto de: - ¿Qué te parece la actuación del Gobierno Municipal al respecto los trabajadores despidos de Lyma?, aquí me respuesta sería más desconcertante e impactante, - Como los comunistas.

Si visualizan el enlace que a continuación pongo a su disposición aun entenderán menos:


Todo esto viene al caso tras la conversación que, en el día de ayer, tuve con un viejo amigo.

Con motivo de la posible presentación de un libro, mi amigo manifestó que la misma se quedaba en “stand by”. Los motivos no dejaron de producirme estupor. Al parecer el foro elegido no era del agrado, o más finamente, el menos apropiado para tal manifestación cultural.

Pese los esfuerzos de mi amigo por hacer distingos entre galgos y podencos, su interlocutora zanjó.- Me da igual todos son comunistas.

Joder, dije para mis adentros, otra vez vino a mi memoria como un rayo: “se comportaron peor que los comunistas”.

Siguen sin entender nada, vamos a descifrar el código.

Si han tenido a bien pinchar en el enlace, les explico:

Aun recuerdo con indignación los sucesos acontecidos en la noticia.

Recordaran o supondrán el brutal impacto mediático de los hechos. Alcalde, Gobierno Municipal (PSOE), vecinos, imputados y condenados posteriormente.

En la cobertura de la noticia, Informe Semanal realizó un esplendido reportaje, que incluso puso en riesgo la integridad física de los periodistas dado el estado de ánimo de la población.

En una de las entrevistas del documental aludido, una amedrentada vecina de etnia gitana se le inquiere:

- ¿Cómo calificaría el comportamiento de sus vecinos? Peor que los comunistas, Señor, como los comunistas.

Jódete y baila Vela, me dije.

Pues eso, desde entonces, cuando se adoptan medidas desproporcionadas, ilógicas, de puro contrasentido, utilizó esa expresión.

SANCIONES SI, DESPIDOS NO

miércoles, 22 de febrero de 2017

De Lyma a los estibadores, si eres trabajador Dura Lex Sed Lex


 

El acaba de entrar por la puerta del salón,

Con una señal me indica lo desgraciado que soy.

Ya sé que con el sheriff no se puede contar,

Su lema es siempre la ley y para él no es legal.

 

LOS PISTONES- EL PISTOLERO (1983)

 

Cualquier ciudadano espera de sus gobernantes que el ejercicio del poder se vea presidido desde la sabiduría, entendida esta no como culmen de conocimientos sino como capacidad de discernimiento entre lo «correcto» y lo «incorrecto» y aderezada con la virtud de la prudencia.

 

Un gobernante justo y sabio es aquel que prudentemente reflexiona sobre las decisiones que debe tomar, evitando actuar de modo impulsivo. Estudio y virtud.

 

Bernard Guenée sentencia, «o príncipe, para ser sábio, teve que juntar a ciência à virtude». La prudencia es considerada la mayor de las virtudes morales, y es sobre todo en la esfera política donde se muestra como una virtud «superior», ya que es absolutamente necesaria para el buen gobierno.

 

El pasado día 14 de febrero asistimos atónitos a unas declaraciones del Concejal de Limpiezas, que evidencia a las claras lo lejos que quedan los deseos de los ciudadanos de las actuaciones de nuestros políticos.

 

Situamos al lector: el ínclito concejal de limpiezas del Ayuntamiento de Getafe nos deleito con unos, hasta ahora desconocidos, doctos conocimientos tanto en derecho como en ciencias de la salud.

 

De forma desafortunada, aprovechó su comparecencia ante los medios de comunicación para compatibilizar autobombo (nueva campaña de limpieza) con displicencia (despidos de trabajadores). Demostró en un mismo acto falta de sabiduría y de prudencia.

 

A modo de Roy Bean, autoproclamado juez, se erige (sin toga) en la única ley al oeste del arroyo Culebro. Tanto se gustó en su plática que se encumbró como el justiciero más duro de la Plaza de la Constitución.

 

Un linchamiento es la ejecución de un sospechoso o reo sin un proceso legal previo, por parte de una multitud, habitualmente precedida de un arresto ciudadano. Desterrada tal bárbara práctica en sus estrictos términos, los hay que lo practican desde la poltrona a través de los medios de comunicación de forma negligente e iletrada. Sus asertos lejos de base alguna, y por supuesto de trasladar sabiduría alguna a sus administrados, consiguen el perverso efecto de señalar a los trabajadores que no solo pudieran perder sus puestos de trabajo sino que los coloca en la diana social.

 

No quisiera céntrame en aspectos que pudieran ser demagógicos al estilo de a Usted no se le paga por estas cosas. ¡No! Usted debe ser valorado por lo: qué y como dice y hace, en razón de a quién representa y, por sus actos y estas declaraciones, me empieza a preocupar esta cuestión, que un cargo público se manifieste tan abiertamente frente a los trabajadores y sus derechos, aun me preocupa más que sea bajo las siglas del PSOE, y aun más si Usted forma parte de una gobierno autodenominado de IZQUIERDAS.

 

Perla 1:


“A raíz de ahí tuvo su proceso, en el cual reconoció los hechos delictivos y el 19 de octubre fue despedida. La empresa se puso a investigar con el resultado de 25 falsificaciones y cobros de facturas falsas”.

O sea, le dimos lo suyo y cantó de plano.

Perla 2
“Todo gestor predispone que sus trabajadores son honrados. Nos fiamos del trabajo que se está realizando en los servicios administrativos de la empresa: aquí los que han cometido un hecho delictivo son otros. El proceso estaba bien marcado e hilado”.

O sea, “Urbi et Orbi” absuelve y condena.

Perla 3

“Lo marca el convenio colectivo. Es una decisión bastante dura y desagradable, pero estamos convencidos de que hemos hecho lo correcto. No estamos hablando de una falta, estamos hablando de hechos delictivos: malversación de fondos públicos y falsificación documental. Había una factura falsa, un cobro por parte de esos trabajadores en nómina, y un cobro por parte de las personas que emitían las facturas“.

O sea, cuanto más incoherente y cuestionable es la actitud de una persona más duras serán sus sentencias sobre los demás. Juez Petrillo (dixit).

Perla 4

“Queremos premiar al buen trabajador, tanto en procesos de promoción como en este caso: 25 trabajadores de fin de semana o al 50% de jornada, los vamos a promocionar al 100%. Luego sí que tendremos que contratar a más personas a media jornada, pero eso se hará según el protocolo establecido: ALEF y Servicios Sociales”.

O sea, aquí hace distingo respecto a lo que espera del trabajador.

“Y aunque fuera buena, ¿dejaría de ser negra? Si pudiera quitarme esa piel y volverme blanca, lo intentaría.” Harriet Beecher Stowe. La Cabaña del Tío TOM.